Parecen humanos, pero no lo son ~ Mónica Gómez

¿Quiénes son los locos? Monica Gomez nos trae un relato interesante que seguro nos dejará esa incógnita pendiente. Es un relato corto sobre una mujer que se enfrenta a diversidades y gente que pareciera no tener corazón ni humanidad.

Estimados señores, ustedes quieren saber que hago acá y por qué decidí presentarme por mi propia voluntad. Paso a explicarles.

Soy una mujer de cuarenta y dos años que por motivos de trabajo, tuvo que vivir en distintos países y continentes, dentro de comunidades con culturas muy diversas. Sin embargo, en todos los rincones del globo, encontré el mismo tipo de personas: quienes parecen humanos pero no lo son. Ahora bien, esa frase pareciera aludir a la mala gente, o sea asesinos, torturadores, psicópatas, mafiosos, pedófilos. Pero esos – los malos – son pocos. El problema real son los otros, que andan caminando por esta tierra y son considerados normales a los ojos de la sociedad, que parecen seres humanos comunes y corrientes pero que en realidad, ahondando un poco en sus vidas, carecen de humanidad. Les falta compasión, comprensión, espíritu de servicio al prójimo. Los conozco, como también conocí de los malos, claro, pero éstos no me lastimaron tanto como los normales. Porque los malos son más manifiestos, más sinceros si se quiere. Se les nota la maldad, entonces uno se resguarda. En cambio los normales la tienen camuflada y así fue que creí y aposté en amigos, parejas, parientes que resultaron estar muy lejanos del verdadero amor – ¡que digo amor! – simple afecto y compromiso.

Estas personas son maestros, profesores, doctores, abogados, enfermeros, psicólogos, con lo cual quiero decir que también pertenecen a las así llamadas profesiones humanísticas y sin embargo, insisto, parecen humanos pero no lo son.
No saben qué significa abrir el corazón a una persona necesitada, no conocen la alegría de estar en contacto con personas menos afortunadas que han aprendido a vivir con su dolor a cuestas, no tienen ni idea de la satisfacción que provoca el tender una mano a quien está caído.

Me canse de lidiar con esta gente, que es el noventa y ocho por ciento de la raza humana. Bueno, me dirán que estoy exagerando y sí, después de tantos años de intentar inútilmente complacer para poder encajar dentro de esa supuesta humanidad, ahora me rebelé y hasta me doy permiso para exagerar. ¿Por qué no? Pero todavía no les comenté qué hago acá.

Les decía, me cansé y de tanto agotamiento me pregunto: ¿qué hago yo en medio de esta raza? ¿Quién soy? ¿Acaso una extraterrestre? Ojalá lo fuera, porque sería más fácil de comprender, pero no lo soy. La cuestión es que no encajo y me harté. Por eso vengo de mi propia voluntad a internarme en esta clínica psiquiátrica. No voy a decir esa huevada de ‘no estoy loca’. Sí, debo estarlo y no me importa en definitiva. Lo que busco es vivir fuera de ese mundo que me hiere tanto y sobre todo, poder evitar el contacto con esa sociedad y terminar enferma como todos. Aquí al menos podré ser como soy sin la obligación de ser ‘normal’ ya que estoy dentro de un loquero y cualquier cosa que haga o diga quedará perfectamente justificada gracias a mis trastornos mentales.

Noto sus caras de sorpresa, no se lo esperaban, ¿verdad? Y ustedes... ¿serán de los que parecen pero no son o serán iguales a mi? Iguales a mi... ¿y quién soy yo? ¡Un simple ser humano! Sólo que no me olvidé de quien soy en realidad, un corazón, un sentir, un alma, una chispa de Dios o del Universo o como lo quieran llamar. Vivo a fondo desde ese lugar, sabiendo que lo demás no cuenta, que no sirve el tener más cosas sino el ser mejor persona cada día, y existir para eso.

Señores de la junta médica, eso soy yo pero el resto del mundo no es así y este es el motivo por el cual les pido que me acepten en su clínica. Gracias por haberme escuchado.

Sí, ya sé, debo esperar la decisión de ustedes. Mientras tanto, estaré afuera, desplegando mi humanidad.

Mónica Gómez

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.