Ojos de hielo ~ Mónica Gómez

Hoy Mónica nos presenta un relato que demuestra cómo dar una alegría a alguien no cuesta nada.
Arte: Jacek Yerka

Ojos de hielo

-Espérame aquí, que ya vengo a buscarte y hacemos la tomografía –sonrió.

Con esas palabras, el radiólogo me depositó en una salita de espera, un cubículo de un triste color amarillento, con sillas blancas muy usadas y sucias. Aunque noté que daba a una pared, me asomé por el pequeño ventanuco, con la esperanza de que por algún rincón apareciera al menos una parte del majestuoso paisaje montañoso de Pescopagano. Sólo pared y restos de nieve grisácea sobre un piso de cemento. Un ruido metálico llamó mi atención y me hizo dar vuelta.

Una enfermera mascando chicle sonoramente empujaba una silla de ruedas ocupada por una figura casi transparente, de tan flaca, que evidenciaba su débil estado de salud. Su cuerpo frágil, envuelto en un pijama de flores marchitas, contrastaba vivamente con su par de enormes ojos y tan claros qu parecían de hielo. La acompañante se sentó en un costado y comenzó a jugar con su celular, dejando a la mujer en medio de la habitación. Fue ahí cuando noté que tenía dos ínfimos tubitos en la nariz, conectados a un tubo de oxígeno.

-Me olvidé la botellita de agua en la habitación- dijo a la enfermera.
-Ah, lo lamento -contestó sin siquiera mirarla-. Yo no tengo monedas para la máquina –agregó indiferente.

-¿Necesita agua? –intervine

-Sí –contestaron débilmente sus labios que apenas se movían-. Con el oxígeno tengo siempre la boca seca, y como una tonta, me la ovidé en la habitación.
-No se preocupe –respondí a sus ojos hipnóticos-, ahora le traigo.

Cuando volví de la máquina expendedora, la estaban llevando.

-Esperen, esperen –dije con voz fuerte.

Al verme con la botella, la señora sonrió como si le hubiera regalado un anillo de oro. Claro, ¿para qué le hubiera servido el oro en ese momento? Sus ojos de hielo me agradecieron.

Mónica Gómez

Lee más de Mónica Gómez:

Mónica Gómez Home ~ Ambición ~ Ojos de hielo ~ El sueño de Natalia ~ Ave Maria ~ Nieve ~ El cajón de la cómoda ~ El hombre y el niño ~ Caso de familia - I, II, III, IV ~ No era tarde ~ Imaginación ~ Los Reyes ~ Confusión ~ La fiesta de las fogatas ~ Micaela ~ Discapacitados 1, 2, 3, 4 ~ Un día ~ Aspirinas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ~ Vidrios sucios, alma limpia, II ~ Infidelidad ~ Licor de melón ~ Re-encuentro 1, 2, 3, 4 ~ Aneurisma ~ Mar Turquesa 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ~ La amiga olvidada ~ Borracho I, II ~ El Galpón del Terror I, II, III ~ Charla de café I, II ~ Ya se le va a pasar ~ Pedido otorgado I, IIFlores para la maestra I, II, III ~ El alumno preferido I, II ~ Diferencias I, II, III ~ El exilio I, IIEl monstruo I, IIMolinos I, II, III ~ Un pájaro ~ Salvación I, II ~ El Día de la Virgen I, II ~ Alguien toca el piano ~ Sorpresa I, II, III ~ Brisas de traición I, II, III, IV ~ Un helado I, II ~ Un helado I, II ~ Pecado ~ Coraje I, II ~ Toscana I, II, III ~ Llamado ~ Mañana de navidad ~ Traiciones múltiples I, II, III ~ El precio de las rosas ~ Lo que la sangre no logró I, II ~ Viva la vida I, II, ~ Carmela ~ ¿El camino soleado o el túnel? ~ La cita ~ El cajón de la basura I, II, III ~ Santiago ~ Mirada ~ El portero ~ Ángeles ~ ¡Al fin! I, II, III ~ La cocina ~ El hombre del tren ~ La manzana ~ Mirada fatal ~ La medallita ~ Parecen humanos, pero no son ~ Recuerdo ~ Ventanas ~ Acerca de Mónica Gómez

~ Arriba/Top

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.