Fantasma ~ Mónica Gómez

Esta vez Mónica Gómez nos trae un relato fantasioso que nos deja con una enseñanza.

Fantawsma

Patricia había tenido un día difícil, como lo eran todos últimamente desde que su marido había sido diagnosticado con un cáncer muy invasivo. Abrió la canilla de la ducha para que se calentara el agua y se paró delante del espejo a decidir si se lavaba el pelo o no. De repente, al lado del reflejo de su cara, como si estuviera apoyado sobre su hombro derecho, le pareció ver un resplandor de luz. Se dio vuelta pero sólo vio los azulejos blancos. El vapor que salía de la ducha la confundía pero la luz amarillenta volvió a aparecer sobre el espejo y esta vez, iba tomando forma, hasta que la imagen se aclaró. Era el rostro de una muchacha. De un salto, volvió a darse vuelta rápidamente pero no vio nada. La imagen sólo estaba en el espejo.

-No te asustes –dijo el rostro con una voz suave y tan serena que Patricia se relajó y sólo sintió curiosidad. Escuchaba el ronroneo del televisor pero por un instante le pareció entrar en otro mundo-. ¿Sabés quién soy? –Patricia negó con la cabeza, entre asustada y atraída por este ser-. Soy tu ahijada –prosiguió-, Mariana, tu primera ahijada.

Patty estaba muda, envuelta en una conmoción que le recorría el cuerpo como una descarga eléctrica. Marianita había fallecido hacía muchos años en un accidente junto a sus padres. Entreabrió los labios como para contestarle y se dio vuelta pero no había nada.

-No, si te das vuelta perdés mi imagen –contestó la forma-. No se puede ver a los fantasmas directamente –explicó-, al menos no a los buenos como yo –rió.
-Mari... –alcanzó a susurrar tocando el espejo con la punta de los dedos.
-Sí, soy yo –repitió con una sonrisa que lo iluminaba todo-. Vine a darte un mensaje. En realidad, nosotros estamos siempre a tu lado, de mi hermano y su familia –comenzó a decir en un tono tan coloquial que Patricia empezó a tener la sensación de estar charlando con una amiga-. Acá se está bárbaro, la verdad –sonrió-. Pero bueno, lo que quería decirte es que fuiste una madrina maravillosa, dejá de sentirte culpable. Los seres humanos creen que controlan todo, que sus acciones dependen únicamente de ellos. Ah, ¡si pudieran ver lo que vemos nosotros! Cada persona nace con una especie de contrato –prosiguió-, una línea a seguir, aunque en la Tierra reina el libre albedrío y ese contrato se puede ir modificando –explicaba con total naturalidad. Patricia escuchaba intentando entender aunque todavía estaba shockeada por lo que le estaba sucediendo. ¿Contrato? ¿Libre albedrío?- En fin, el mensaje fundamental que vine a darte es que vos estás cuidada y protegida. Acá estamos nosotros para eso, tus padres, tus tíos, tus abuelos, tus muertos queridos. Además, están también tus ángeles personales, ésos que nunca fueron humanos. Se llaman Axel y Annel. Tu vida será una concatenación de eventos que te llevarán a tu bien mayor, a la concreción de lo que es tu misión en esta Tierra. Recordá, siempre, todo lo que te ocurra es para tu bien mayor. Aunque en el momento te parezca espantoso, nosotros te estamos cuidando y queremos tu felicidad, tanto o más que vos. Por ello, eso que te parece tan malo en realidad tiene un resultado feliz. Lo que pasa es que el humano tiene una visión limitada de las cosas. Eso hace que deseen algo que desde acá sabemos que es sólo una miguita del pan que podrían tener. Y les negamos las miguitas para que puedan tener el enorme pan. Pero en ese momento, ustedes sufren y se enojan “ ¿Por qué no tengo mi miguita, que te costaba, Dios, darme una miguita?” Y Él, en todo su amor, sabe que si tienen paciencia, ya está llegando el pan. Por eso, nunca tengas miedo. Repito: nunca tengas miedo. Te guiamos, te llevamos de las manos para darte lo que realmente necesitás para ser feliz. Recordalo –hizo una pausa-. Te amamos –concluyó con una gran sonrisa.

Y con esas palabras el rostro desapareció del espejo. Patty se dio vuelta instintivamente y sus ojos buscaron pero no estaba. Se había ido. Necesitaba meterse bajo la ducha. Menos mal que tenía ese momento para reflexionar. ¿Qué había sucedido? ¿Fue un sueño? Miró el reloj. Eran las siete cuando se metió en el baño. Habían pasado sólo 5 minutos. Dudó de la experiencia que había tenido, pero más allá de la imagen, la voz era clara como el agua. ¿Qué fue lo que dijo? Nunca había vivido algo así, aunque había escuchado hablar de espiritistas y personas que se comunicaban con otras dimensiones, pero siempre pensó que era todo falso o simplemente, imaginación. Quizás lo de ella también había sido imaginación. Se frotó con fuerza el cuero cabelludo bajo el chorro de agua, como para despejarse. ¿Qué había dicho? Le venían palabras como “protegida”, “resultado feliz”, “no tengas miedo”, “te guiamos.” Aunque no eran tanto las palabras sino la sensación de que todo estaba bien ahora y en su futuro. Su mundo se estaba derrumbando cuando apareció esta experiencia. Sonrió, lloró y decidió creer.

Mónica Gómez

Lee más de Mónica Gómez:

Mónica Gómez Home ~ Su puesto en las hornallas ~ Fantasma ~ Se oyó una voz ~ Elenita ~ Un amor especial ~ Desgaste ~ El cerezo ~ Perdido ~ Ambición ~ Ojos de hielo ~ El sueño de Natalia ~ Ave Maria ~ Nieve ~ El cajón de la cómoda ~ El hombre y el niño ~ Caso de familia - I, II, III, IV ~ No era tarde ~ Imaginación ~ Los Reyes ~ Confusión ~ La fiesta de las fogatas ~ Micaela ~ Discapacitados 1, 2, 3, 4 ~ Un día ~ Aspirinas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ~ Vidrios sucios, alma limpia, II ~ Infidelidad ~ Licor de melón ~ Re-encuentro 1, 2, 3, 4 ~ Aneurisma ~ Mar Turquesa 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ~ La amiga olvidada ~ Borracho I, II ~ El Galpón del Terror I, II, III ~ Charla de café I, II ~ Ya se le va a pasar ~ Pedido otorgado I, IIFlores para la maestra I, II, III ~ El alumno preferido I, II ~ Diferencias I, II, III ~ El exilio I, IIEl monstruo I, IIMolinos I, II, III ~ Un pájaro ~ Salvación I, II ~ El Día de la Virgen I, II ~ Alguien toca el piano ~ Sorpresa I, II, III ~ Brisas de traición I, II, III, IV ~ Un helado I, II ~ Un helado I, II ~ Pecado ~ Coraje I, II ~ Toscana I, II, III ~ Llamado ~ Mañana de navidad ~ Traiciones múltiples I, II, III ~ El precio de las rosas ~ Lo que la sangre no logró I, II ~ Viva la vida I, II, ~ Carmela ~ ¿El camino soleado o el túnel? ~ La cita ~ El cajón de la basura I, II, III ~ Santiago ~ Mirada ~ El portero ~ Ángeles ~ ¡Al fin! I, II, III ~ La cocina ~ El hombre del tren ~ La manzana ~ Mirada fatal ~ La medallita ~ Parecen humanos, pero no son ~ Recuerdo ~ Ventanas ~ Acerca de Mónica Gómez

~ Arriba/Top

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.