Amor al teléfono ~ Mónica Gómez

Hoy Mónica nos presenta una historia de necesidad de amor y superación.

Amor al teléfono

Se conocieron a través de un sitio de encuentros. Él 59 y ella 62. Con pasados de dolor y lágrimas vertidas sobre pérdidas importantes. A pesar de su reciente viudez, ella venía con un vacío de varios años, con la necesidad de sentir pasión e ilusión de volver a enamorarse. Él despertó en ella ese rincón olvidado de su corazón, con sus insistentes atenciones y palabras de conquista. “Quiero formar una familia con vos y tus hijos”, fue lo que de entrada abrió el corazón de ella. Y a eso siguieron “me siento atraído hacia vos mentalmente, me gusta tu manera de hablar y lo que me despierta tu voz”. Porque todo era por teléfono. Hubo un día que no llamó porque se quedó dormido y ella se amargó y desesperó pensando que había desaparecido. Pero volvió, con el mismo ímpetu en su modo de cortejarla. Ahí sucedió que ella se asustó y se sintió culpable. El vacío debía llenarlo ella misma, lo sabía. En cambio, no podía dejar de soñar con él. Lo pensaba todo el tiempo. ‘Como una adicción’, se decía ella, lo cual aumentaba su culpa y su miedo. Por ahora, por suerte, las restricciones por el Covid 19 les impedían conocerse pero, ¿qué pasaría cuando lo hicieran? ¿Qué dirían los vecinos y sus amigas de este pueblo tan expuesto, donde era imposible tener una vida privada? Hacía poco que había enviudado, estaría muy mal visto. También tenía miedo de sufrir.¿Cómo terminaría la historia? Por ahora, quería sacarse de encima todos los malos sentimientos y disfrutar del momento, de cómo su enamorado telefónico la llenaba de piropos. Disfrutar del instante, sin pensar mucho más allá.

Un buen día el teléfono no sonó, ni al siguiente ni al siguiente. Ella lo llenó de mensajes, que él ni siquiera leía. Al tercer día llamó y dijo que lo lamentaba mucho pero había vuelto su ex y él se había dado cuenta que todavía sentía amor por ella. Frases como ‘perdóname, no te lo mereces’, ‘me porté muy mal contigo’, ‘es que ni nos conocimos’, bailaban en el cerebro de ella sin llegar a entender. Fue durísimo. Pero aprendió. Tenía razón. Debía estar sola y no aferrarse a nada ni nadie externo. Sólo ella misma podía hacer su sanación interna. Y recién después, estaría lista.

Mónica Gómez

Lee más de Mónica Gómez:

Mónica Gómez Home ~ Interés ~ Amor al teléfono ~ Paisaje Blanco ~ ¡Salud! ~ La chimenea ~ Feliz ~ La mujer de su vida ~ Dolor eterno ~ Segunda mamá ~ Yolanda ~ Elección ~ Los de al lado ~ Mellizos ~ Su puesto en las hornallas ~ Fantasma ~ Se oyó una voz ~ Elenita ~ Un amor especial ~ Desgaste ~ El cerezo ~ Perdido ~ Ambición ~ Ojos de hielo ~ El sueño de Natalia ~ Ave Maria ~ Nieve ~ El cajón de la cómoda ~ El hombre y el niño ~ Caso de familia - I, II, III, IV ~ No era tarde ~ Imaginación ~ Los Reyes ~ Confusión ~ La fiesta de las fogatas ~ Micaela ~ Discapacitados 1, 2, 3, 4 ~ Un día ~ Aspirinas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ~ Vidrios sucios, alma limpia, II ~ Infidelidad ~ Licor de melón ~ Re-encuentro 1, 2, 3, 4 ~ Aneurisma ~ Mar Turquesa 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 ~ La amiga olvidada ~ Borracho I, II ~ El Galpón del Terror I, II, III ~ Charla de café I, II ~ Ya se le va a pasar ~ Pedido otorgado I, IIFlores para la maestra I, II, III ~ El alumno preferido I, II ~ Diferencias I, II, III ~ El exilio I, IIEl monstruo I, IIMolinos I, II, III ~ Un pájaro ~ Salvación I, II ~ El Día de la Virgen I, II ~ Alguien toca el piano ~ Sorpresa I, II, III ~ Brisas de traición I, II, III, IV ~ Un helado I, II ~ Un helado I, II ~ Pecado ~ Coraje I, II ~ Toscana I, II, III ~ Llamado ~ Mañana de navidad ~ Traiciones múltiples I, II, III ~ El precio de las rosas ~ Lo que la sangre no logró I, II ~ Viva la vida I, II, ~ Carmela ~ ¿El camino soleado o el túnel? ~ La cita ~ El cajón de la basura I, II, III ~ Santiago ~ Mirada ~ El portero ~ Ángeles ~ ¡Al fin! I, II, III ~ La cocina ~ El hombre del tren ~ La manzana ~ Mirada fatal ~ La medallita ~ Parecen humanos, pero no son ~ Recuerdo ~ Ventanas ~ Acerca de Mónica Gómez

~ Arriba/Top

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.