El Color de la Conciencia: El Juego del Poder ~ Sergio Cilla

No sabemos exactamente qué es lo que hay del otro lado del túnel. Sin embargo, con visualizar una pequeña luz, ya nos sentimos más seguros. Sergio comparte con nosotros la continuación de El Color de la Conciencia: El Juego del Poder. Aunque quizás estemos más seguros dentro del túnel…
El Color de la Conciencia, una novela cuya intención es reconocer y recordar que este mundo es todo nuestro, y que nosotros decidimos el color con el que queremos mirarlo.

Previamente en el Color de la Conciencia:
Partes 1, 2 y 3 (Visita el Homepage de Sergio Cilla para leer los capítulos que no hayas leído.)
“No podemos darnos el lujo de que haya gente que pueda cambiar conciencias, ni que haya otros vulnerables que se permitan dudar. Todos tienen que morir.” Había discutido el presidente en una conferencia telefónica con otros colegas internacionales.
La mujer oriental, los guardias de seguridad, los choferes, todos a bordo del avión. Todos debían desaparecer. Y ahora habría que buscar otro método para tomar decisiones. “Tal vez un grupo más reducido,” pensó el presidente.
Las Masas
“… Para que una democracia funcione, debe existir una fuerza opositora que lo regule, y el Sr. Presidente accedió a que utilicemos parte de esos fondos para formar un partido nuevo, que se llamará Anti-M, y será la fuerza que se oponga a la M de masa…”
Y Ángela continuó arengando a la multitud que la filmaba y posteaba en vivo su discurso por las redes sociales.
Ángela había encontrado la manera de que ella y su familia sobrevivieran. Al menos por un tiempo. Aunque ahora se había colocado del lado del poder, como un miembro de la elite.

El Color de la Conciencia: El Juego del Poder

Parte I

-Seguimos acá, en vivo, en nuestros estudios, en Las Noches con Celeste, y hoy con una visita muy interesante. La periodista que transcendió a la fama por sus investigaciones sobre Ángela, su historia y los acontecimientos de los cuales todos estamos al tanto. Buenas noches, Alicia -comentó la presentadora, cuando regresaron de la pausa. El estudio estaba repleto de gente, y las mediciones de audiencia eran las más altas de la historia del programa.

-Hola, buenas noches a todos -respondió Alicia, bastante sorprendida por tantos aplausos.
-Estamos todos ansiosos por saber todo lo que pasó desde aquel día, hace seis años, que todos recordamos.
-Bueno, la historia completa está en mi libro “El Juego del Poder”, que sale mañana en todas las librerías del país -dijo Alicia mientras mostraba el libro a la cámara-, y sí, ese día quedará en la memoria de todos. Ese video que filmó alguien de la universidad el día en que Ángela anunció que formaría un nuevo partido político.
-Pero, cuéntanos bien por qué el libro se llama “El Juego del Poder” -interrumpió Celeste.
-Porque más allá de la historia que es atrapante, cómo llegó Ángela a formar ese partido, luego a postularse como presidente, a ganar las elecciones, y a terminar de la manera en que terminó todo, hay un componente que yo considero fundamental como disparador de todos estos hechos que es el efecto que el poder genera en las personas.
-Pero… ¿eso no es inherente a la política? -cuestionó la entrevistadora.
-Sí, seguramente. Un político, y más aún un presidente, debe estar dispuesto a negociar con todos los sectores culturales, económicos y políticos. Y en ese proceso de negociación, tiene que ceder, que convencer, que… -Alicia dudó unos segundos sobre lo que iba a decir- … y es un proceso donde el más honesto de todos, como era el caso de Ángela, termina dejando parte de esa honestidad en el camino.
-Pero… ¿por qué ocurre eso? -preguntó la conductora del programa.
-En realidad, y como bien dices tú, el poder es inherente a la política, pero el mismo debería conllevar una gran cuota de responsabilidad. Sin embargo, cuando estamos en esas posiciones comenzamos a sentirnos embriagados.
- ¿De lo poderoso que uno se siente en ese lugar? -interrumpió la entrevistadora
-No -respondió la periodista rotundamente-. De lo que sienten los demás hacia nosotros en esas situaciones. Mira, te pongo un ejemplo sencillo, para que se entienda. ¿Qué pasa cuando el cielo se pone todo negro, se escuchan truenos, relámpagos, comienza a aumentar el viento?
- ¿Sentimos miedo? -respondió Celeste con duda.
-Exactamente, porque le otorgamos a esa entidad, en este caso la tormenta, un poder, y no sabemos qué va a pasar, o qué es lo que la tormenta va a hacer con ese poder. Y por eso tememos, porque sabemos que tiene el poder para terminar con todo lo que tenemos, inclusive con nuestras vidas, y no sabemos si va a usarlo o no.
-Lo mismo pasaría con un animal entonces… -agregó la conductora.
-Claro, totalmente, o con un ladrón con un arma, o con cualquier entidad a la que nosotros le otorgamos ese poder. Porque si yo tengo una enfermedad terminal y sé que me voy a morir en cualquier momento, entonces no me importa que me maten, y por lo tanto no le otorgo poder a esa entidad.
- ¿Y eso ocurrió con Ángela? -preguntó Celeste en un tono que mostraba cierto escepticismo.
-En realidad… -comenzó a relatar Alicia-, el llegar a ser presidente no quiere decir que tengamos poder, porque el poder lo tienen otros, y el presidente simplemente debe articular su poder como mandatario para lograr lo mejor para su pueblo. Sin embargo, las masas buscan desesperadamente a un líder que los oriente, que les diga que todo va a estar mejor, que les muestre que hay una luz al final del camino, y ese es el poder al que tenemos que temer, el poder otorgado, el poder conferido por el pueblo.

Nueve meses antes

-Ángela, creo que tienes que tomar esta llamada. Es muy importante -le sugirió la asistente a la presidente del país.
-Es que me duele la cabeza y no tengo ganas de formalidades. ¿Llamaste al médico? -inquirió Ángela a Leticia, su mejor amiga y asistente personal.
-Sí, está en camino. Por favor, confía en mí, esta llamada no es una formalidad y es importante -le dijo Leticia con un tono de voz circunspecto, y le pasó el teléfono.
-Ángela, mi querida amiga, mi hermana de la vida. Sé que no vas a creer quien soy, pero estoy segura de que reconocerás mi voz -se escuchó del otro lado del teléfono.
- ¿Samantha? -preguntó Ángela, y comenzó a temblar como una hoja y a ponerse pálida, y decidió corroborar la entidad de la persona que estaba en el teléfono- ¿cuál era el nombre de mi primer novio?
-Ismael -dijo la voz en el teléfono, como en un susurro-. No tenemos tiempo, y posiblemente esta llamada esté siendo monitoreada. Corrí este riesgo porque era necesario. Sólo quiero advertirte que estás en grave peligro. No quieren que sigas con todo esto. Sé lo que estás tratando de hacer, pero si quieres seguir con vida, tienes que dar un paso al costado.
-Tú no puedes pedirme eso, eres la menos indicada. Tú viste el color de sus conciencias, y perdiste tu vida por eso, como sea, aunque sigas viva… dime dónde estás -preguntó Ángela tomándose la zona del hígado, como si estuviera sintiendo dolor ahí también.
-No puedo decirte nada más, por tu seguridad, pero te quiero con vida -le dijo Samantha.
Ángela soltó el teléfono y cayó redonda al piso. Leticia comenzó a gritar desesperadamente, justo que llegaba el médico.

Fin de la parte 1, continua aquí con: El Color de la Conciencia: El Juego del Poder, parte 2.

Sergio Cilla


Ve más de Sergio Cilla / See more from Sergio Cilla

Sergio Cilla Home ~ Biografía de Sergio Cilla - - - De la Serie Tales of the Chesapeake: Dreamland ~ An Irish Mother ~ St. Mary’s City ~ The Portrait of Susanna Salter ~ All That Matters ~ The Lobelias Garden ~ Sarah Northon, The Witch ~ The Magnolia Plant - - - De la Serie Microrrelatos: El Pozo ~ El Cebador ~ Juntos ~ Otra Dimensión ~ La Mala Palabra ~ Redes sociales ~ El Abuelo ~ Estar Presente ~ Home ~ El Refugio ~ La Pasarela ~ El Closet ~ El Maricón ~ El Idealista ~ La Luz Blanca ~ La Hosquedad ~ El Último Golpe ~ La Abundancia ~ La Arpía ~ El Océano ~ Cambiar el Pasado ~ Represión - - - De la Serie La Grilla: La Presentación ~ Desencuentro ~ La Revolución ~ La Grilla IV: Un Final Inesperado - - - De la Serie Hipocresía y Otras Virtudes: El Presidente ~ Educando a Leticia ~ El Retrato Sin Terminar ~ Las Cortinas ~ Marcela y Marcelo ~ Rómulo y la Soga - - - De la Serie Historias de Mujeres: Las Mariposas ~ El Show de Lucy ~ Titian ~ La Arrepentida ~ Una Cabellera Poderosa ~ La mesera ~ Así Es Elena ~ La Desagradecida - - - De la Serie Revelaciones: La escencia ~ El Tren Siempre Vuelve a Pasar - - - De la Serie Cuentos de Navidad: La Furia ~ Mi Nombre es Santa ~ La Navidad no es blanca - - - De la Serie El Color de la Conciencia: El color de la Conciencia I, II, III ~ El Juego del Poder I, II ~ Las Masas I, II - - - Otros: Hallazgo ~ The Mirror ~ Santiago ~ Celestina y el Teléfono ~ NESA ~ Fronteras ~ Miguel y su bicicleta ~ La palabra mágica ~ The Fat Ball ~ El ojo que todo lo ve ~ De grises y negro ~ Epílogo y tres actos ~ Un hombre como John ~ Marie

Arriba/Top

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.