Tercera y última parte del artículo sobre la historia del teatro. Como hemos estado leyendo, se trata de un recorrido sencillo y claro sobre el desarrollo del teatro desde sus inicios hasta la actualidad, sin entrar en demasiados detalles pero si poniendo énfasis en esos movimientos culturales, autores y géneros que marcaron un paso en la evolución del teatro a lo largo del tiempo. Sin incursionar en el teatro oriental, africano, o de otras regiones del globo (formas teatrales que requerirían de un estudio propio y extenso), hemos podido obtener un conocimiento bastante amplio y general de cómo el teatro de los griegos se transformó en el teatro que conocemos hoy en día.

Historia del teatro desde el siglo XIX hasta el Teatro Contemporáneo

Teatro del Siglo XIX

En los inicios siglo XIX, ciertos conceptos filosóficos dieron forma a un movimiento denominado Romanticismo, que surgió en Alemania y se extendió por toda Europa. En lo que se refiere al teatro, Henrik Ibsen, dramaturgo noruego, es uno de los mejores exponentes. Se lo define como el fundador del teatro de ideas, en contraste con el teatro de acción. En sus obras, el autor se detiene en un análisis profundo de las relaciones humanas, abordando problemáticas sociales y de género, entre otros conflictos de la época. Sus obras más importantes son “Casa de Muñecas”, “Espectros” y “Peer Gynt”, entre otras.

Teatro Naturalista

En España, el teatro Romántico se inspira nuevamente en temas medievales y se centra en torno a un protagonista, al estilo de los héroes trágicos, pero en esta oportunidad, esclavo de sus propias pasiones. Toma como base las formas del teatro del Siglo de Oro, con textos en verso y actuaciones grandilocuentes. Uno de los autores más relevantes de este periodo es José Zorrilla, autor de “Don Juan Tenorio”.

Sin embargo, para la misma época, los planteos filosófico que colaboraron en el surgimiento de teatro Romántico también produjeron otro estilo teatral, el Melodrama; resultado de la mezcla de varias formas teatrales populares. Esta forma de teatro, y literatura, generalmente se minoriza o ridiculiza por parte de los críticos, porque presenta personajes estereotipados en situaciones o conflictos exagerados, casi inverosímiles. No obstante, es el germen para formas de interpretación más contemporáneas, como el teatro Musical y la Telenovela.

No obstante el teatro Romántico y el Melodrama, para la misma época se desarrollaba una nueva estética literaria y teatral, el Naturalismo y la Crítica Social. En lo que se refiere al teatro, se sugería la representación exacta y detallada de la vida en el hogar y lo local. Se consideraba necesario crear en los espectadores la sensación de estar observando un hecho real en un entorno absolutamente creíble: un escenario de tres paredes, con un cuarta pared imaginaria por donde se invitaba al público a presenciar el conflicto. Este tipo de teatro se denominó teatro Burgués, que con la incorporación de mayores detalles, la profundización de las motivaciones psicológicas de los personajes, la preocupación por cuestiones sociales, llevó al Naturalismo. Dramaturgos, directores (rol que termina por definirse gracias al teatro naturalista) y actores tenían el propósito de observar y representar el mundo real.

Finalmente, en el siglo XIX, con el surgimiento del teatro Naturalista y la Crítica Social comienza a desarrollarse una nueva forma de teatro, el teatro del Realismo Psicológico. Aquí, las obras se comprometen aún más con problemas sociales, tales como los derechos de las mujeres, la ineficacia de las instituciones sociales, políticas y religiosas, etc.

Bodas de Sangre de Federico Garcia Lorca

Teatro del Siglo XX

Luego de haber alcanzado el objetivo de un realismo absoluto, el teatro da un giro completo a inicios del siglo XX. Habiendo intentado crear la mejor ilusión posible de la realidad durante el siglo XIX, hay en Europa una reacción antirrealista en los albores del nuevo siglo. Irrumpe en escena, con un impulso arrollador, una serie de ideas simbólicas, impresionistas, neorrománticas, y muchas otras, además de la nueva influencia del cine.

En las primeras décadas del siglo XX, se destaca la obra del genial dramaturgo Federico García Lorca, por la combinación de sus textos en prosa y verso, el simbolismo de sus personajes y los entornos, lo arrollador de las emociones y motivaciones psicológicas, el lenguaje plagado de figuras poéticas, sus canciones, su música; todo profundamente relacionado con lo popular de su tierra natal. Entre sus obras encontramos “Bodas de Sangre”, “La Casa de Bernarda Alba”, “Mariana Pineda”, “Yerma”, “Doña Rosita, la Soltera”, etc.

El Teatro Simbólico y el Teatro Expresionista

Los artistas del teatro Simbólico tuvieron como intensión quitar del teatro todo artificio tecnológico y escénico para así lograr una “desteatralización” de escenas, personajes y conflictos. Todo debía remplazarse por la espiritualidad, el simbolismo, que resultaba del texto y la interpretación de los actores. La obras teatrales se cargaron de simbología, y el ritmo se torno lento, creando una atmósfera onírica.

Junto con el teatro Simbólico surgió el teatro Expresionista, que tuvo su punto máximo de expresión en las dos primeras décadas del siglo pasado, mayoritariamente en Alemania. Esta forma teatral abordaba los aspectos más oscuros y terribles de la condición humana, su mente, sus miedos, etc., por lo que sobre el escenario se pintaba un cuadro distorsionado de la realidad, teñido del clima de pesadilla, con fuertes contrastes entre la luz y la sombra.

No obstante lo oscuro que pudo volverse el teatro como expresión estética o filosófica, en cuanto a lo que se refiere a su funcionamiento, composición, etc., se sucitaron cambios muy interesante a lo largo de la década de 1960. Tal vez como resultado de Antoin Artaud y sus teorías sobre la función social del teatro, el trabajo del actor, el espacio escénico, etc., se produjo una gran explosión de producción teatral independiente, con la aparición de cientos de grupos de teatro semiprofesional, amateur, comunitario, etc., de carácter contestarlo, experimental.

Teatro de Realismo

Teatro del Absurdo

Con la tragedia de la Segunda Guerra Mundial nace en París, Francia, el teatro del Absurdo, con Eugène Ionesco, dramaturgo de origen polaco, como uno de sus más grandes exponentes. Este tipo de teatro parece adolecer de lógica pero que en verdad encripta el sentido de sus textos mediante una estructura discursiva confusa, situaciones inverosímiles, personajes estereotipados, y otros varios recursos que tiñen la escena con un fuerte tono de irrealidad.

Teatro Contemporáneo

El teatro realista, concentrado en una representación más ajustada del mundo real, la vida cotidiana, conflictos más ordinarios, sobrevivió en el ámbito comercial, en especial por los Estados Unidos. El realismo psicológico es la meta principal de esta forma teatral, pero para ello se emplearon recursos dramáticos y escénicos no completamente realistas. Para adentrarse en el mundo de los recuerdos, la memoria, la psiquis de los personajes, se utilizan distintas tecnologías, tales como el sonido, la iluminación, incluso proyecciones, personajes simbólicos, espacio superpuestos, espacios despojados, con una escenografía mucho más sugerente que reflejo exacto de la realidad, textos con imágenes poéticas, etc.,
En Estados Unidos, el género teatral del Vodevil, nacido a finales del siglo XIX, comienza a evolucionar en una nueva forma teatral. Hasta 1920, el teatro musical era una expresión escénica que asociaba caprichosamente ciertas canciones con ciertos números cómicos y ciertas danzas. Sin embargo, comenzaba a suceder que las canciones, los diálogos y las danzas podían estar unidos por un mismo argumento que podía ser más sólido, a veces cómico y a veces serio. De ese modo nace el Teatro Musical. En la década de 1940 Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II enriquecieron con su trabajo este género y, para 1960, el Musical se había convertido en un género consolidado tanto en teatro como en cine. Para las postrimerías de la década de 1970, el género del Musical se renueva e incorpora a sus temas cuestiones políticas, sociales, etc., mucho más profundas, para entretener y, sobre todo cuestionar y desafiar. En las décadas siguientes, el Musical continuará creciendo en el teatro, con producciones cada vez más lujosas y tecnificadas, pero se lo verá desparecer progresivamente del cine, salvo como un subgénero en cine infantil.

Teatro Musical

Bien, hasta aquí hicimos un largo recorrido de la evolución del teatro, abordando épocas, formas de expresión, géneros, estéticas, funciones sociales, etc. No obstante, no hemos hecho referencia a otras zonas geográficas de la historia del teatro. Africa y Asia tienen una fuerte tradición teatral, cada nación con sus peculiaridades. De igual modo, Latinoamérica, con sus mixturas y productos culturales propios, posee una cultura teatral muy rica, interesante para abordar. Sin embargo, me detendré aquí y dejaré que ustedes completen lo que falta. Gracias por acompañarme en este viaje de los orígenes del teatro hasta algunas de sus formas más contemporáneas. En los próximos artículos los invitaré a conocer un poco sobre las distintas corrientes de teatro, escuelas, filosofías, etc. Espero que podamos reunirnos nuevamente.

Mario Maximiliano Badone

If you liked this page, follow us on Facebook, like us, and give us your comments. Your comments make us grow, thank you.

Si te gustó esta página, síguenos en Facebook, dános un like y tus comentarios. Tus comentarios nos hacen crecer, gracias.

Visita otras páginas del Laboratorio Artístico

Mario Badone Home: ~ Lo de Doña Argentina ~ Métodos y técnicas interpretativas ~ Desdémona ~ Breve Historia del Teatro I ~ Breve Historia del Teatro II ~ Breve Historia del teatro III ~ Biografía Mario Badone ~ Arriba/Top

Joan Alfaro - Child of the Universe Project

Serguéi Polunin

Jan Švankmajer: ~ Jabberwocky

Marc Chagall's life video

Laboratorio Artístico Home

Sígueme en Facebook / Follow me on Facebook